Actividades‎ > ‎

Solo una buena nota no garantiza un buen profesional

publicado a la‎(s)‎ 18 oct. 2013 7:21 por Ivan Deance   [ actualizado el 17 mar. 2016 5:48 ]
Buenas notas no significa exactamente buenos profesionales. Las calificaciones lo que nos dan es una dimensión de comprensión o conocimiento adquirido a partir del proceso de enseñanza-aprendizaje cursado en el aula por los estudiantes, en contacto con los docentes. 

Para garantizar buenos profesionales, las instituciones de enseñanza deberían ahondar, no solo, en el fortalecimiento de las habilidades cognitivas en los estudiantes, sino en las llamadas ¨habilidades blandas¨, relacionadas con las habilidades psicosociales, las cuales se orientan al competencias vinculadas con el trabajo en equipo, responsabilidad, competencias comunicativas, entre otras, que les serán valiosas al momento de afrontar los retos que como profesionales deberán asumir para el desarrollo exitoso de estos como profesionales. En 2 estudios realizados por el OECC de nuestra universidad entre 2012 y 2013, con recursos del Ministerio de Educación Nacional y con el apoyo de otras entidades públicas y privadas, hemos venido midiendo las habilidades cognitivas y psicoafectivas de los estudiantes de media vocacional y analizado lo que los empresarios de los sectores industriales (clústers) priorizados en el Departamento del Atlántico buscan cuando seleccionan personal.

Qué podemos decir, inicialmente:

1) 67% de los representantes de 225 empresas encuestadas coincidieron en afirmar que, tanto las habilidades socioemocionales como las de conocimiento eran consideradas muy importantes.

2) De acuerdo del tamaño de la empresa que se encuestaron, las competencias específicas de ocupaciones (76% de las empresas grandes destacaron esto), cognitivas (68% de las empresas medianas valoraron más esto) o socioemocionales (78% de las empresas pequeñas valoraron más este tipo de competencias), cobran una mayor o menor relevancia.

3) los estudiantes mujeres de educación media vocacional poseen más fortalezas en habilidades interpersonales, empatía y responsabilidad, que los hombres, quienes tienen una mayor fortaleza en flexibilidad emocional. ¿Qué entendemos con los breves puntos destacados hasta ahora? Qué no podemos centrarnos únicamente en formar a nuestros alumnos en el ¨conocer¨, sino en el conjunto de competencias ¨blandas¨ que suelen enmarcarse las dimensiones socioemocionales de estos, para que puedan, no solo, ser contratados por lo que saben, sino que eviten ser despedidos por cómo son.

En resumen, a veces los estudiantes con mejores calificaciones dejan mucho que desear en sus empleos en vista de sus habilidades socioemocionales y dificultades de adaptación al grupo de trabajo, debilidades en habilidades actitudinales, o bien presentan deficiencia en habilidades de responsabilidad y compromiso y de atención al cliente. Algo que, en todos los casos de las encuestas que se hicieron en nuestros estudios a empresarios (al igual que en lo observado en un estudio realizado por el Observatorio Laboral del MEN hace unos años atrás), también resulta clave para ser muy buen profesional.

Por Observatorio De Educación del Caribe Colombiano 13/10/13